¿Qué papel juega la microbiota oral en tu salud?

En los últimos años el interés en el estudio de la microbiota oral como marcador del estado de salud ha aumentado enormemente. Cada vez son más las investigaciones que se llevan a cabo en el campo de la microbiología y, por tanto, más científicamente validadas las conclusiones que podemos obtener. 

 

Microbiota y microbioma ¿Son lo mismo?

Antes de profundizar en el tema, aclararemos una pregunta frecuente: ¿es lo mismo microbioma que microbiota?, ¿en qué se diferencian? Aunque en ocasiones podemos ver que estos términos se intercambian como sinónimos, existen diferencias en su significado. El microbioma es el conjunto de todos los microorganismos que habitan de forma natural en nuestro cuerpo y su ADN, es decir, hace referencia a la colección de genomas de todos los microorganismos del entorno o espacio concreto: el cuerpo humano, un océano, un sustrato, una planta… 

Por otro lado, la microbiota se refiere al conjunto de microorganismos (bacterias, virus y hongos) que se encuentran en un entorno o espacio específico, que suele ser una parte del cuerpo humano (microbiota oral, intestinal, de la piel…), pero hay microbiotas en un océano, un sustrato o una planta, como decíamos antes, pero sin estudiar de forma específica el genoma de esos microorganismos. La microbiota puede describirse a través de diversos métodos, por ejemplo, mediante la observación a través de un microscopio, o analizando el ADN de esos microorganismos presentes en ese espacio concreto, que es la metodología que utilizamos en 24Genetics.

 

Funciones de la Microbiota oral

La microbiota  juega un papel fundamental en la salud humana, de hecho, en nuestro cuerpo el número de células procariotas (bacterias y arqueas) es mayor que el número de células humanas, llegando a suponer en torno a 3 kilos de nuestro cuerpo. La microbiota o microflora oral nos protege frente a los agentes patógenos, ayuda al desarrollo de nuestro sistema inmune, y facilita la digestión de alimentos para producir energía. 

 

El impacto de las bacterias en nuestro organismo

A principios de los 90, en el mundo académico se pensaba que la secuenciación del genoma humano sería suficiente para entender las bases de la salud y enfermedad. Sin embargo, el análisis del genoma humano fue sólo la introducción a la composición genética de nuestro organismo. Los humanos y sus microorganismos comensales han evolucionado juntos los dos últimos millones de años, convirtiéndose en dependientes uno del otro (Avila et al., 2009). 

El estudio de la microbiota se remonta a principios del siglo XX, y se atribuye su inicio aElie Metchnikoff, uno de los alumnos de Pasteur. Metchnikoff puso en evidencia los efectos beneficiosos de los fermentos lácticos sobre la microbiota intestinal (a la que se denominó flora en aquel entonces), y sobre nuestro organismo en general. Como consecuencia de estos trabajos, lanzó la idea de que las bacterias pertenecientes a la flora intestinal, lejos de ser patógenas, desempeñan un papel esencial en nuestra salud

Con el tiempo, los estudios de microbiología enfocados en estas bacterias revelaron su participación en diversos aspectos de nuestro organismo, especialmente en absorción de vitaminas y nutrientes, así como en el fortalecimiento de nuestra inmunidad.

Desde 2006, los avances científicos y tecnológicos en secuenciación de alto rendimiento han permitido a los científicos decodificar el genoma bacteriano de nuestra microbiota, tanto intestinal como de otras zonas del cuerpo. A través de este proceso, se han descubierto y analizado las propiedades de numerosas especies bacterianas previamente desconocidas, ya que la mayoría de ellas no pueden cultivarse in vitro.

Estos avances han llevado a dos importantes descubrimientos. En primer lugar, se ha demostrado que cada individuo posee su propia microbiota única, aunque existe una distribución constante de especies bacterianas que se encuentran en todos los individuos sanos, formando una base común. En segundo lugar, se ha observado que existen diferencias entre la microbiota de personas sanas y la de personas enfermas, tanto en la diversidad de la microbiota, como en los organismos que se encuentran en esta y sus proporciones (Álvarez et al., 2021). 

Diferencia entre Eubiosis y Disbiosis

En el estudio de la microbiota, es importante tener en cuenta los conceptos eubiosis y disbiosis. El término eubiosis se utiliza para describir el estado normal y equilibrado de la microbiota, de forma que cumple los requisitos necesarios para que podamos beneficiarnos de sus efectos positivos en nuestra salud. Por otra lado, el término disbiosis se utiliza para referirse al desequilibrio en la composición bacteriana de un nicho ecológico en comparación con el patrón considerado normal y equilibrado. En la disbiosis, puede haber una desaparición transitoria o permanente de algunos de los efectos beneficiosos para la salud.

 

Qué es la Microbiota oral

La cavidad oral contiene la segunda microbiota más grande y diversa del organismo, únicamente después del intestino, y alberga más de 700 especies de bacterias, incluyendo especies comensales, simbióticas y patogénicas. 

La microbiota oral se encuentra en la saliva de la superficie de las encías y los dientes, formando biofilms. Los biofilms son comunidades bacterianas complejas y estructuradas, que se adhieren a una superficie y están envueltas en una matriz extracelular producida por las propias bacterias. Estas comunidades bacterianas forman una especie de “hogar” donde pueden interactuar y protegerse mutuamente, creando una estructura resistente a los ataques externos (Lasa et al., 2005).

Un gran número de estudios ha demostrado que la microbiota oral en individuos sanos permanece estable y no suele ser patógena. Sin embargo, en determinadas circunstancias, ciertas bacterias pueden volverse destructivas y provocar el desarrollo de enfermedades orales como la periodontitis, e incluso afectar a la salud a nivel sistémico. 

La microbiota oral se puede clasificar en: 

  • Microbiota central, o core, (común a todos): se refiere a las especies bacterianas que están presentes de manera consistente en todos los individuos.
  • Microbiota variable (diferente entre individuos): se refiere a las especies bacterianas que varían entre los individuos en respuesta a su estilo de vida, fenotipo y genotipo.

 

Qué factores alteran la microbiota oral

La microbiota oral puede ser alterada por factores endógenos, como la genética, la edad, y la ancestría, y exógenos, como el tabaquismo, la dieta, el consumo de alcohol, los antibióticos o el embarazo. Esto puede perturbar el equilibrio bacteriano, lo que conduce a enfermedades infecciosas en la cavidad oral, como caries o periodontitis (Figura 1). 

factors that harm the oral microbiota

Figura 1. La diversidad humana determina la composición del microbioma oral. La genética, la etnia, el estatus socioeconómico (por su influencia en la dieta y el consumo de alcohol), el tabaquismo y la edad afectan a la composición del microbioma oral de un individuo. Fuente: (Herremans et al., 2022)

Por tanto, los factores que afectan a la microbiota y podemos controlar son la dieta, el consumo de tabaco y el consumo de alcohol. 

En cuanto a la dieta, un alto consumo de azúcares facilita el crecimiento de bacterias acidogénicas, es decir, aquellas que producen ácido láctico como resultado de la fermentación de azúcares. Entre estas bacterias se encuentran tanto aquellas que dan lugar a caries de forma directa, como aquellas que crean el ambiente necesario para que bacterias invasoras secundarias ocasionan las caries. Por otro lado, una dieta rica en fibra y productos lácteos ayuda a mantener una microbiota equilibrada (Santonocito et al., 2022). 

El consumo de alcohol aumenta las bacterias grampositivas, como Streptococcus mutans y especies del género Lactobacillus, que pueden provocar caries dentales. Además, las bacterias orales convierten el etanol en acetaldehído, que es un carcinógeno (Li et al., 2022).

Sin embargo, el consumo moderado de vino tinto puede mejorar la salud bucodental, ya que contiene una mezcla de ácidos orgánicos, que son activos contra los estreptococos orales responsables de la caries (Esteban-Fernández et al., 2018).

El tabaco a su vez tiene una gran influencia en la microbiota oral, ya que aumenta la acidez de la saliva, reduce el oxígeno en la cavidad oral, influencia la capacidad de adhesión de las bacterias orales y debilita el sistema inmune del huésped. Además, los cigarros son portadores de un gran número de bacterias diferentes, algunas de las cuales, como especies del género Bacillus y especies de Clostridium, pueden sobrevivir al proceso de fumar y colonizar la cavidad oral (Wu et al., 2016). 

La microbiota oral y la salud bucodental

Una microbiota oral saludable ayuda a prevenir el crecimiento excesivo de bacterias dañinas, ya que las bacterias beneficiosas compiten con las patógenas por los recursos y espacios disponibles. Estas bacterias beneficiosas también pueden producir sustancias antimicrobianas que ayudan a mantener un entorno oral saludable. Entre los géneros de bacterias que se consideran beneficiosos, por tener propiedades antiinflamatorias, se encuentran Haemophilus y Neisseria. 

Por otro lado, desequilibrios en la microbiota oral pueden conducir a enfermedades bucodentales como la caries y la enfermedad periodontal. La caries es causada por la producción de ácidos por parte de las bacterias que descomponen los restos de alimentos y forman placa dental, lo que daña el esmalte de los dientes. La enfermedad periodontal, por su parte, se caracteriza por la inflamación de las encías y el daño al tejido de soporte de los dientes, debido a la presencia de bacterias patógenas en la placa dental como “Porphyromonas gingivalis”.

Además, en los últimos años se ha demostrado la influencia de la microbiota oral en el cáncer oral a través de distintos mecanismos (Figura 2): 

  • Las infecciones orales y la disbiosis son responsables de promover un microambiente proinflamatorio, en el que las citoquinas inflamatorias y las metaloproteinasas de matriz favorecen el desarrollo y la progresión de los tumores. 
  • Las bacterias de la cavidad oral producen especies reactivas de oxígeno y nitrógeno, así como metabolitos oncogénicos (por ejemplo, nitrosaminas) para inducir daños genéticos en las células de la mucosa oral. 
  • La disbiosis oral conduce a la alteración de las barreras epiteliales, que predisponen a la mucosa oral al desarrollo de lesiones precancerosas crónicas. 
  • Por último, la disbiosis oral es responsable de varias alteraciones epigenéticas, que promueven el desarrollo de tumores (por ejemplo, alteración de onco-miRNAs o fenómenos de metilación del ADN).

 

Oral microbiota

Figura 2. Mecanismos a través de los cuales la disbiosis oral puede conducir a cáncer oral. Fuente: (Radaic & Kapila, 2021)

Microbiota oral y las enfermedades sistémicas

Por otro lado, la microbiota oral puede promover el desarrollo de enfermedades sistémicas como el cáncer de páncreas  o el cáncer de pulmón. Aunque la causalidad de la microbiota en el desarrollo de estas enfermedades no está demostrada, sí se ha probado una asociación y, por ejemplo, en el cáncer de pulmón existe evidencia creciente de que el microbioma oral podría influir en el desarrollo y la progresión de esta enfermedad. Se ha observado que ciertos microorganismos presentes en la microbiota oral pueden migrar hacia los pulmones a través de la aspiración o inhalación, lo que podría desencadenar una respuesta inflamatoria crónica en los pulmones. Esta inflamación crónica, a su vez, puede contribuir al desarrollo de condiciones preexistentes que aumentan el riesgo de cáncer de pulmón, como enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o bronquitis crónica (Maddi et al., 2019).

Finalmente, existe evidencia creciente de la relación entre la enfermedad periodontal, con una influencia clara del microbioma oral, y enfermedades sistémicas como el Alzheimer, entre otras. La periodontitis es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta los tejidos que rodean y soportan los dientes. Se caracteriza por la acumulación de placa bacteriana y la inflamación de las encías, lo que puede llevar a la pérdida ósea y a la formación de bolsas periodontales. Se ha observado que las personas con periodontitis tienen niveles más altos de marcadores inflamatorios en el cuerpo sugiriendo que la inflamación crónica asociada con la periodontitis podría desempeñar un papel en el desarrollo y la progresión de la enfermedad de Alzheimer. Además, se han identificado bacterias periodontales específicas en el cerebro de pacientes con esta enfermedad. Se ha teorizado que estas bacterias podrían viajar desde la cavidad oral al cerebro, desencadenando una respuesta inflamatoria y contribuyendo al daño neuronal característico de la enfermedad de Alzheimer (Asher et al., 2022; Dominy et al., 2019).

Microbiota oral y 24Genetics

En 24Genetics hemos lanzado un test de microbiota oral, basado en el análisis del genoma de los microorganismos presentes en la saliva, incluyendo bacterias, virus y hongos, Además de conocer la composición de tu microbiota oral, podrás descubrir tu predisposición directa a periodontitis e indirecta a otras patologías. Haz clic aquí para conocer más detalles sobre nuestro nuevo test.

Bibliografía

Álvarez, J., Fernández Real, J. M., Guarner, F., Gueimonde, M., Rodríguez, J. M., Saenz de Pipaon, M., & Sanz, Y. (2021). Microbiota intestinal y salud. Gastroenterología y Hepatología, 44(7), 519–535. https://doi.org/10.1016/J.GASTROHEP.2021.01.009

Asher, S., Stephen, R., Mäntylä, P., Suominen, A. L., & Solomon, A. (2022). Periodontal health, cognitive decline, and dementia: A systematic review and meta-analysis of longitudinal studies. Journal of the American Geriatrics Society, 70(9), 2695–2709. https://doi.org/10.1111/JGS.17978

Avila, M., Ojcius, D. M., & Yilmaz, Ö. (2009). The Oral Microbiota: Living with a Permanent Guest. Https://Home.Liebertpub.Com/Dna, 28(8), 405–411. https://doi.org/10.1089/DNA.2009.0874

Dominy, S. S., Lynch, C., Ermini, F., Benedyk, M., Marczyk, A., Konradi, A., Nguyen, M., Haditsch, U., Raha, D., Griffin, C., Holsinger, L. J., Arastu-Kapur, S., Kaba, S., Lee, A., Ryder, M. I., Potempa, B., Mydel, P., Hellvard, A., Adamowicz, K., … Potempa, J. (2019). Porphyromonas gingivalis in Alzheimer’s disease brains: Evidence for disease causation and treatment with small-molecule inhibitors. Science Advances, 5(1). https://doi.org/10.1126/SCIADV.AAU3333

Esteban-Fernández, A., Zorraquín-PenÌa, I., Ferrer, M. D., Mira, A., Bartolomé, B., González De Llano, D., & Victoria Moreno-Arribas, M. (2018). Inhibition of Oral Pathogens Adhesion to Human Gingival Fibroblasts by Wine Polyphenols Alone and in Combination with an Oral Probiotic. Journal of Agricultural and Food Chemistry, 66(9), 2071–2082. https://doi.org/10.1021/ACS.JAFC.7B05466/ASSET/IMAGES/LARGE/JF-2017-05466N_0003.JPEG

Herremans, K. M., Riner, A. N., Cameron, M. E., McKinley, K. L., Triplett, E. W., Hughes, S. J., & Trevino, J. G. (2022). The oral microbiome, pancreatic cancer and human diversity in the age of precision medicine. Microbiome 2022 10:1, 10(1), 1–14. https://doi.org/10.1186/S40168-022-01262-7

Lasa, I., Pozo, J. L. del, Penadés, J. R., & Leiva, J. (2005). Biofilms bacterianos e infección. Anales Del Sistema Sanitario de Navarra, 28(2), 163–175. https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272005000300002&lng=es&nrm=iso&tlng=es

Li, X., Zhao, K., Chen, J., Ni, Z., Yu, Z., Hu, L., Qin, Y., Zhao, J., Peng, W., Lu, L., Gao, X., & Sun, H. (2022). Diurnal changes of the oral microbiome in patients with alcohol dependence. Frontiers in Cellular and Infection Microbiology, 12, 1068908. https://doi.org/10.3389/FCIMB.2022.1068908/BIBTEX

Maddi, A., Sabharwal, A., Violante, T., Manuballa, S., Genco, R., Patnaik, S., & Yendamuri, S. (2019). The microbiome and lung cancer. Journal of Thoracic Disease, 11(1), 280–291. https://doi.org/10.21037/JTD.2018.12.88

Radaic, A., & Kapila, Y. L. (2021). The oralome and its dysbiosis: New insights into oral microbiome-host interactions. Computational and Structural Biotechnology Journal, 19, 1335–1360. https://doi.org/10.1016/J.CSBJ.2021.02.010

Santonocito, S., Giudice, A., Polizzi, A., Troiano, G., Merlo, E. M., Sclafani, R., Grosso, G., & Isola, G. (2022). A Cross-Talk between Diet and the Oral Microbiome: Balance of Nutrition on Inflammation and Immune System’s Response during Periodontitis. Nutrients, 14(12). https://doi.org/10.3390/NU14122426

Wu, J., Peters, B. A., Dominianni, C., Zhang, Y., Pei, Z., Yang, L., Ma, Y., Purdue, M. P., Jacobs, E. J., Gapstur, S. M., Li, H., Alekseyenko, A. V., Hayes, R. B., & Ahn, J. (2016). Cigarette smoking and the oral microbiome in a large study of American adults. The ISME Journal 2016 10:10, 10(10), 2435–2446. https://doi.org/10.1038/ismej.2016.37

Escrito por Debora Pino García

Genetista

Genética y lesiones deportivas

Genética y lesiones deportivas

Lesiones en el deporte Las lesiones son una de las grandes preocupaciones de los deportistas, ya que, independientemente del deporte que practiquen, están expuestos a ellas. Muchas veces los medios se hacen eco de que determinadas figuras del deporte recaen...

leer más
Privacidad de datos. Protegiendo tu legado genético.

Privacidad de datos. Protegiendo tu legado genético.

En la era digital, la tecnología avanza con pasos de gigante y esto ha permitido que la comprensión de nuestra genética haya alcanzado niveles sin precedentes. En este fascinante viaje de autodescubrimiento, en 24Genetics estamos orgullosos de estar a la vanguardia,...

leer más
Ancestría histórica, un viaje emocional al pasado

Ancestría histórica, un viaje emocional al pasado

Descubre tus raíces más profundas con el informe de ancestría histórica de 24Genetics. Imagina poder retroceder en el tiempo, no sólo para conocer la historia del mundo, sino para descubrir cómo tus propios ancestros contribuyeron a forjarla. Eso es precisamente lo...

leer más
Cáncer de mama y genética

Cáncer de mama y genética

El cáncer de mama, también conocido como cáncer de seno, ocurre cuando las células en los senos comienzan a multiplicarse de manera descontrolada, lo que resulta en la formación de tumores. Si no se trata, las células cancerosas pueden extenderse por todo el cuerpo y...

leer más
Cáncer de Pulmón y la genética

Cáncer de Pulmón y la genética

¿Qué es el cáncer de pulmón? El cáncer de pulmón consiste en la multiplicación incontrolada de células malignas del epitelio pulmonar. Generalmente comienza en estos órganos y puede diseminarse por diferentes partes del sistema respiratorio, llegando incluso a los...

leer más
¿Qué es un Test Genético?

¿Qué es un Test Genético?

En la era actual de la ciencia y la tecnología, la genética ha revolucionado nuestra comprensión de la herencia y el funcionamiento del cuerpo humano. Los test genéticos, también conocidos como pruebas de ADN, son una de las innovaciones más destacadas en este campo....

leer más
    0
    Carrito
    Su carrito está vacío
      Calcular el envío
      Apply Coupon